lunes, 17 de enero de 2011

4 años de blog

Hola a todos
Hace 4 años que iniciamos este blog (bueno, en verdad, es mañana el cumple-blog) y aunque últimamente lo tenemos un poco olvidado, no podiamos dejar pasar la ocasión de recordalo.
Cuando iniciamos el blog yo tenía 6 años y estaba en 1º de Primaria y hoy ya tengo 10 y estoy en 5º. Mario tenía sólo 18 meses y ahora tiene 5 años y esta en Infantil. No sabía andar, no sabía hablar, y ahora está hecho un campeón que está aprendiendo a leer. Y Claudia ni siquiera había nacido.
Pero bueno, lo festejamos y a seguir para adelante, que hay muchas cosas que escribir.
Ya quedaron atrás las Navidades.
Los tres nos lo hemos pasado muy bien en Navidades porque como, además, hemos sacado muy buenas notas, no hemos tenido que hacer tareas. Nuestros papis han considerado que merecíamos ese descanso sobre todo porque ahora nos toca un trimestre muy largo ya que hasta mediados de abril no es Semana Santa.
Los Reyes Magos pasaron y nos dejaron muchos juguetes y lo que no son juguetes, porque a Mario le han dejado un pajarito rojo (que se llama "Rojo") y a mí una tortuga a la que he puesto por nombre "Silver".
Con los Reyes Magos he tenido yo algunos problemitas, vamos, con ellos no, sino con algunos niños de mi clase que no creen en ellos y que me han dicho que los Reyes Magos no existen, que son los padres. Yo se lo he preguntado a mi mamá y ella me ha dicho que si yo creo, los Reyes Magos sí existen. Así que al niño que me insistía en que pensara en como 3 señores mayores iban entregando juguetes por todo el mundo montados en tres camellos yo le constesté que qué palabra no entendía de "Reyes Magos" (a mis papás les ha parecido muy graciosa mi respuesta).
Como cada año los Reyes Magos nos dejan una carta, y en esta ocasión me han dicho que mis padres creen en los Reyes Magos y que yo, aunque crezca, tengo que creer en ellos y así me convertiré en su paje.
Mario ha descubierto este año a los Reyes Magos, no es que los haya visto poner lo regalos, sino que ya sabe como se llama cada uno y que traen regalos en una noche muy especial.
Este año fuimos a ver la cabalgata a Jerez junto con mis primos Nené, Paloma y Jesús y nos lo pasamos genial, la cabalgata fue muy divertida y nos gustó muchísimo, hasta Mario le decía a los Reyes "aquí, aquí", jejejeje.
Mario sigue avanzando mucho. Precisamente en la asignatura de Educación para la Ciudadanía, acabamos de comenzar un tema sobre las personas con discapacidad y yo le he dicho al profesor que mi hermano es como el chico de la fotografía que inicia el tema, vamos, que mi hermano también es sindrome de down.
Pues como os decía, Mario sigue avanzando. En la lectura va casi al mismo nivel que el resto de su clase (es más algunos chicos van por detrás de él). En conceptos también lleva un buen nivel; en escritura, ufff, ahí sí que está más atrasado, pero es que no le gusta nada pintar ni hacer palitos, ni números ni nada de nada. Eso sí, Mario es muy, muy observador. Tanto explicaciones de su señor Manoli como cosas que ve, las repite y las sabe sólo con haberlas visto una vez; tiene muy buena memoria.
De Claudia que os voy a contar. Que charla más que una cotorra aunque también es muy llorica (mis papás dicen que tiene a quien salir). Los Reyes Magos le han puesto una muñeca que la lleva a todos lados. Trabaja muy bien en la guardería aunque es una lástima que su seño Maleni se vaya. Claudia la quiere mucho y sabemos que Maleni también a ella. La verdad es que tanto mis hermanos como yo hemos tenido mucha suerte con los profes que nos han ido tocando. Todos nos han querido mucho y han sido muy buenos profesores. Muchas gracias Maleni, aunque esperamos que sea un hasta pronto. Pero a la vez que nos ponemos triste, nos da mucha alegría que la nueva seño sea Laura, la primera profe que tuvo Mario. Otra gran profesional, ¡lo que trabajó con Mario!.
Bueno ya seguiré contando más cosa otro día ¿vale?
Besos

2 comentarios:

Mama de 7 dijo...

felicidades por tu cumple blog

ana pastor dijo...

yo creo en los Reyes y mi hermano mayor que tiene muchos años no se pierde una cabalgata. Felicidades por el blog y a seguir 20 años más.