viernes, 11 de diciembre de 2009

MARIO BEBE AGUA

Hola a todos.
Sí ya sé que hacía mucho tiempo que no escribía nada pero es que he estado muy liado.
Vamos a ver que os cuento.
Sobre Mario puedo contaros que está mucho más espabilado con el habla, cada vez sabe decir más palabras: “Manoli”, “tele” , “ussss” (luz), “Eva”… Ah, y también sabe decir “Mario bebe agua” su primera frase. Vamos mejorando, sólo falta que él se suelte un poquito más.
En el cole se está portando regular, la seño Manoli lo ha tenido que castigar por hacer travesuras. Ahora, para la fiesta de Navidad se tiene que vestir de pastorcito, con las ganas que tiene mi padre de que nos vistiéramos Mario o yo de Rey Mago y hasta ahora no lo ha conseguido con ninguno de los dos, jejejejeje.
Claudia cada día está más espabilada, no quiere gatear sólo ponerse de pie. No sabemos como tiene tanta vitalidad porque muchas noches se despierta de madrugada y se quiere poner a jugar (ufff, pobres papás). Dice muchas sílabas, pa, ma, iiii, vamos que Claudia va a ser la que enseñe a Mario a hablar.
Y por mi parte, estoy sacando muy buenas notas en todos los controles y mis padres están muy contentos conmigo (aunque a veces me comporto un poquito mal y se enfadan conmigo).
El sábado pasado los tres nos quedamos en casa de Jesuli porque mis papás fueron al Castillo para hablar con los Reyes Magos, los tres esperamos que hayan hablado bien de nosotros para que nos traigan muchos juguetes.
Ya tenemos puesto el árbol de Navidad y todo el salón decorado, nos falta el Belén que lo vamos a poner mañana porque papá lo va a poner con más cositas que otros años.
El domingo pasado nos reunimos todos los amigos del grupo de mis papás (Kiko, Nená, Emilio, tata Yoli, Angustias, Merceditas, José Alberto, Jesuli, tata Mariángeles y todos los peques) nos faltaron Inma y Migue y Mercedes y Guti que desde aquí les mandamos un beso grande. Son un grupo que se quieren mucho y aunque se ven poco por culpa de los trabajos siempre se reúnen en Navidad.
Ya a Nená (mi madrina) le falta muy muy poquito para dar a luz a Lucía, aunque al primo Ale no le viene bien que lo tenga hasta el 17, jajajajaja, vamos Ale ni que los bebés te hicieran caso, jajajajajaja.
También sabemos que la tata Inma (que me ayudó a nacer a mí) tiene un niño en su barriguita y que se va a llamar Marco.
Ufff, que de niños, cuando los mayores se conocieron en la parroquia en Cádiz eran todos novios y novias y ahora todos están casados y no veas la tropa que llevan detrás: Nené, Paloma, Jesús, Alejandro, Irene, María, Mario, Claudia y yo y los que van a llegar Lucía y Marco y los que llegarán más adelante.
En fin, muchos niños que es lo que a nosotros nos gusta, muchos niños para jugar.
Ah, no quisiera despedirme sin saludar a los niños del grupo de Confirmación de mi padre ya que el P. Antonio Jesús les ha dado la dirección de nuestro blog.
Besos a todos.

1 comentario:

ana pastor dijo...

Felicidades a Mario por comenzar a soltarse con el lenguaje y a ti mi enhorabuena por las notas. Seguro que los reyes vienen cargaditos de cosas.