martes, 17 de noviembre de 2009

MARIO ESTÁ MALITO

Hola a todos.

Hacía ya tiempo que yo no escribía. Es que entre los exámenes y que mis padres están más ocupados para ayudarme, apenas tengo tiempo de actualizar el blog.Voy a contar cosillas que nos han pasado en todo este tiempo sin escribir.

Lo primero es que Mario está malito. Ayer se despertó de madrugada lloriqueando y cuando papá fué a ver lo que le pasaba, le encontró con fiebre y con unos mocazos horribles. El día lo pasó más o menos bien, salvo cuando le dan los picos de fiebre cada seis horas aproximadamente. Esta mañana, se despertó a las siete y volvía a tener fiebre. Esta tarde tiene cita con la pediatra. En verdad, esta gripe se la habré pegado yo porque la semana pasada yo también estuve con fiebre y con el cuerpo muy cansado. Así que o tiene mucha suerte o Claudia será la tercera en caer, jejejeje. En mi clase la semana pasada había muchos niños malos con fiebre menos mal que yo tengo de compañera a Carlota que es (como dice mi madre) la que me entiende y todos los días me pasaba la tarea para no perder mucho. En la clase de Mario la situación es igual o pero, porque su seño Manoli lleva mala una semana, ni siquiera pudo ir el viernes a darme catequesis. Desde aquí le mandamos un besito muy grande para que se ponga buena.

Vamos a ver, que más puedo contar, ¡ah, sí! os pongo una foto mía de Halloween.

¿A que doy miedo? Me fui con mis primas a pedir chuches y yo fui el que más cogí, jejejeje. Papá dice que esta fiesta antes no existía que en Cádiz siempre se le ha dicho "Tosantos" (Todos los Santos pero en gaditano) y que lo de Halloween es una americanada. A mi me da igual, yo me lo paso muy bien.

El día 6 de Noviembre celebré mi cumple. Me lo pasé fenomenal. Vinieron todos mis amigos y amigas a jugar al "matar" o al "balón tiro" como yo le llamo, aunque alguno amigos protestaron porque querían jugar al futbol, pero como era mi cumple se hizo lo que yo decía, jajajaja. Después nos comimos unas hamburguesas en el McDonald. Allí mientras espérabamos nos metimos en unos tubos para jugar y fue donde compartimos virus porque a partir de ahí empezamos a ponernos todos malos, jajajajaja. Al día siguiente, el sábado 7, me lo pasé también genial porque estuve en casa de mi amiga Claudia junto con mi amiga Lucia. Claudia vive en un chalet en Chiclana y nos lo pasamos muy bien porque a mi me habían regalado un microscopio en mi cumple y nos dedicamos a buscar bichitos para investigarlos.

Yo tengo muy buenos amigos (Victor, Jose, Juanma, Fernando, Alejandro, Jesús, Álvaro C., Álvaro García,...) pero amigas tengo menos porque no me gustan las niñas cursis y que todo el tiempo hablan de muñecas o de Hanna Montana (yo le digo Nata Montada, jajajajaja), así que amigas tengo menos, las mejores son Claudia, Lucía, Marta B., Marta C. y Carlota.

Os pongo algunas fotos del cumple (no sale Claudia porque se quedó dormida y sí, lo que tiene Mario en la boca es comida que no terminaba de tragársela):


De Mario ya he contado que ahora está malito. Hablar sigue hablando poquito, claro, pero seguimos trabajando con él y haciendo que, aunque no diga palabras, se exprese siempre con silabas y sonidos.

Es muy gracioso verlo hacer la señala de la cruz y rezar el "Jesusito de mi vida" todo a base de gestos y vocales.

Sí estamos notando que cada vez es más niño y va percibiendo muy bien las cosas. Juega cada vez con más sentido, a ver me explico, no es que antes no jugara, pero ahora utiliza cada cosa para su juego o se inventa cosas con las que jugar. Por ejemplo, ayer que estuvo en casa, nos contó mamá que llegó a la cocina con un taco de hacer construcciones que tenía un agujerito en el centro en donde había metido un destornillador de juguete (uno de los personajes de Many Manitas) y le dijo "ma, ma, a-a" (mama, canta). Mamá lo miró y se dio cuenta de que lo que habia formado con el destornillador dentro del taco era una tarta con su vela. Mamá le cantó el cumpleaño feliz y cuando acabó, Mario sopló la "vela" ¿que os parece?

También, estaba pintando y mamá le dijo que me pintara, para ver que es lo que hacía. Pues, Mario hizo un circulo y a su modo (no pinta también como yo claro, jejejejeje), puso los ojos, las orejas, el pelito... mamá se quedó muy sorprendida, pero es que Mario es siempe una caja de sorpresas.

Claudia a su bola, jejejeje, con sus biberones y sus comidas, y cada vez más grande. Sólo tiene ocho meses y ya se está poniendo ropa de 1 año. Ya se pone de pie sola en la cuna, y sólo quiere jugar de pie, ésta ni quiere gatear. Además si Mario y yo nos ponemos delante a decir "aaaaaaaa", Claudia lo repite. Y cuando se enfada y llora porque quiere que la cojamos, empieza "ma - ma -ma", vamos que nos va a hablar antes que Mario.

Mario también tiene muchos amigos. No solo de su clase sino en todo el colegio porque es muy conocido. El sábado 7 fue a su segundo cumple de una niña de su clase, de Lucía. Fue gracioso lo que nos contó mamá. Resulta que Lucía no se levantó de la mesa hasta que Mario no terminó de merendar. Mamá le decía a Lucía que se fuera a jugar que Mario tardaba mucho, pero Lucía le dijo que no, que ella esperaba a Mario, que ella ya sabía que Mario tardaba mucho para comer, para hacer las fichas, que Manoli siempre le dice "vena Mario, termina" y le contó a mamá que Mario se escapa de la mesa cuando están trabajando, que es un poco travieso. No sé si le he contado en otra entrada pero también Mario ha avanzado en el conocimiento y en la relación con sus compañeros de clase. Los conoce y sabe como se llaman. Ahora Mario tiene un profe nuevo que ayuda a Manoli en la clase. Es hermano de Celia que es una chica también con sd que estudia secundaria en nuestro cole. Miguel también dice que Mario es un poco travieso pero que está encantado con él. El domingo Celia le dijo a Mario que se tenía que portar bien con su hermano.

Os pongo una fotos de los tres para que veais como está Claudita.



Este fin de semana pasado me he convertido en el jefe de la casa. Creo haberos contaro que papá es ahora catequista del cole y el viernes por la tarde y el sábado estuvo de convivencia con los demás catequistas y el Padre Antonio Jesús. Pues papá me dijo que al no estar él, yo era el hombre de la familia y que me tenía que encargar de cuidar de mamá y de Claudia, y que Mario era el segundo jefe. Nos portamos todos superbien, mamá no tuvo que reñirnos a ninguno porque fuimos muy buenos. Papá trajo de la convivencia una piedra como de cristal muy bonita que se la habían dado por ser catequista, es la segunda que tiene porque le dieron otra cuando en una misa hicieron el envío de catequistas. Yo soy el encargado de guardárselas para lo que me he buscado una cajita muy bonita. Es que a mí me gusta que mi padre sea catequista. Lo raro es que mi padre vino con agujetas, y eso es muy raro. Mamá le dijo al Padre Antonio Jesus que como venía así mi padre, y el P. Antonio Jesús le dijo que tenían agujetas de rezar, lo cual a mi me extraña mucho, ¿no serían la agujetas de jugar al futbol? ayayayayay.


Bueno, ya os he puesto un poco al día de nuestras cosillas. Ya os contaré como evoluciona el Marioneti.


Besos a todos.

1 comentario:

ana pastor dijo...

Espero que Mario se recupere pronto, nosotros pasamos tres semanas malitos, este año viene duro. Y para la profe también esperamos que se recupere pronto.
Por cierto, esa tarta tiene una ponta maravillosa.