martes, 12 de enero de 2010

PASARON LOS REYES Y LLEGÓ EL COLE

Hola

Pasaron los Reyes y nos dejaron muchos, muchos juguetes; pero también, tras los Reyes ha llegado otra vez el cole.

Pero bueno, lo primero es lo primero.

Los juguetes. Muchos juguetes, papá y mamá no saben donde van a poner tantos juguetes. A mí me han traído casi todas las cosas que he pedido. Lo que más quería se hizo de esperar porque me lo pusieron en casa de las primas y no las ví hasta por la tarde, y era el Saurix, para quien no lo sepa el Saurix es un dinosaurio guardián de mi habitación al que hay que domesticar, jajajaja, y lo mejor de todo es que si se enfada escupe agua, está un montón de guay. También me han traido más cosas que me gustan; el juego Mario Party 8 para la wii, la espada láser doble, el juego de mesa "No panic" (jo pero siempre que jugamos gana papá), más bakugan, ah, y el insecta y robocop pero no los puedo hacer volar por la casa porque se chocan con los muebles y con el techo y ya mi padre me lo ha tenido que reparar varias veces.

Lo mejor es lo de Mario, van los Reyes y le traen muchos juguetes educativos, que si ordenador de Mickey, que si juego que enseña las consonantes, que si puzles para la sicomotricidad fina (esto se lo he oido decir a mis papás), y parece que se olvidan los Reyes que Mario es un niño que lo que quiere es JUGAR. Así que Mario pasa de estos juegos y se pone jugar con un parking de coches, con un coche teledirigido de Mickey (bueno a este le ayudo yo, como sólo tiene dos botones de cada uno de un color yo le voy diciendo a que color debe darle para no chocar), con la nave de los Little Einstein, con mis bakugan, o con una granja y un autobus de los Little People que le pusieron a Jesús en casa de Yeya y que a él le encantó. ¡Si hasta se pone a jugar con dos mellizos que le han traido los Reyes a Claudia! Les da el biberón, les saca el eruptito... Si al final Mario cuando sea mayor va a ser un padrazo. También le encanta un cocodrilo que cuenta cuentos y canta pero que no es suyo sino de Claudia.

A Claudia sobretodo le han traído mucha ropa, puaff, que aburrimiento. Sólo que yo recuerde le han traído una muñeca de trapo, los mellizos en casa de Yeya, unos tambores (que quien juega con ellos es Mario)... pero a Claudia le pasa como a Mario, que con los juguetes que le gusta jugar no son suyos, a Claudia le encanta el parking, la nave de Litlle Einstein...

Lo mejor de todo es que a Mario le han traido los Reyes una bici, y ¡Mario no la quiere ver ni en pintura! ¡Será flojo!

A mis papás también le han traido cosillas los Reyes pero sus cosas son más aburridas.

Otras novedades que contar, que Claudia mañana cumple diez meses y todavía no tiene ningún diente, ahora, eso sí, nada más que quiere gatear y ponerse de pie y agarrarse a los muebles para andar, ¡ah! y le encanta el turrón de choloate Suchard, jajaaja.

Mario está haciendo cada vez más intentos para hablar, ya dice más sílabas, tatararea las canciones, pronuncia mejor las sílaba que sí sabe, ahora bien, lleva dos días en el colegio y dos días que lo ha castigado la seño Manoli por tira las cosas. Está un montón de travieso y es un chulito, jejejejeje.

Y sobre mí, pues que no tengo ganas de ir al cole, llevo dos días y ya he traído a casa un montón de tarea porque me despisto un poco y no me da tiempo terminarla en clase.

Bueno, no sé que más contar, ah, sí, que estoy harto de lluvia!!!!!.


Besitos a todos.

3 comentarios:

ana pastor dijo...

Que bien lo de los regalos de reyes y que mal lo de los despistes. Te deseo a ti y a todos un año magnifico.Me encanto vuestra postal

Marina dijo...

Me gustó mucho la entrada, muy real, como si lo estuviera viendo pasar, jeje
A Constantino el primer diente le salió al año y medio y Salvador ya tiene cuatro dientitos :)
Saludos!

Anónimo dijo...

Si, probablemente lo sea