viernes, 5 de marzo de 2010

MI AMIGO ÁLVARO

Hola
Ufff, hace más de un mes que no escribo nada, y no es por falta de ganas pero es que mi papá (que es el que me ayuda) no ha tenido mucho tiempo.
Tampoco es que nos hayan pasado muchas cosas, bueno una sí, pero es triste y por eso toda mi familia le dedicamos esta entrada a mi amigo Álvaro.
Álvaro es un amigo mío del cole, tiene 9 años, como yo, y juega de defensa en su equipo de futbol.
El miércoles de la semana pasada, estando en clase, vinieron a buscarlo. Cuando salió de clase, la seño Regla nos contó que se había muerto el papá de Álvaro y que todos teníamos que rezar por él y por su familia. Yo me quedé muy sorprendido porque no entiendo que los papás se mueran porque no son viejecitos. En cuanto vi a mi mamá se lo conté aunque mamá me dijo que ella ya lo sabía. Mis papás me dijeron que tenía que ayudar a Álvaro, animarle si se encontraba triste, siempre que Álvaro quisiera, porque lo iba a pasar mal. Yo les dije que no había problemas que conmigo Álvaro se iba a reir porque soy un poco payaso. He estado todo el fin de semana diciéndole a mi madre que lo quería invitar a casa para jugar con él pero a mi madre le parecía un poco pronto, menos mal que ya la he convencido y ya lo he invitado a jugar para este fin de semana.
Álvaro tiene una hermana, Paula, que tiene 3 añitos, y a mi me encanta porque es muy peleona y yo me meto con ella, para que salga corriendo detrás mía, jejejeje.
Yo me acuerdo del papá de Álvaro. Era muy alto y le gustaba mucho jugar con Mario, hasta se lo subía en los hombros cuando Mario no quería andar.
Tenía la edad que va a cumplir mi padre, 40.
Desde aquí le mandamos un beso muy grande a Álvaro, a Paula y a Ana su mamá.
Respecto a nosotros, Mario sigue con su progreso, lento, pero progreso a fin de cuentas en hablar. Dice más palabras y, en algunos caso, intenta decirlas o hacerse entender con sílabas. Se lleva fatal con Claudia, siempre se están peleando por los juguetes, aunque Mario es un poco más fuerte y siempre es Claudia la que termina llorando, jajajajaja.
A Claudia por fin le han salido dos dientes (los dos a la vez), las dos dientes de abajo y está muy graciosa. Ya está empezando a andar agarrada a los muebles aunque ayer mi padre la puso enfrente de él y la soltó y dio sus dos primeros pasitos sola.
Otro día os pondré fotos del Carnaval.
Buenos, os dejo.
Un beso a todos.

1 comentario:

ana pastor dijo...

Siento mucho lo de tu amigo, es muy triste pero tiene suerte de tener amigos como tú.
Besos a todos